25 ene. 2011

El Tiempo

 Después de leer y releer noticias, llegué a la conclusión de que prefiero estar desinformado, paso de leer quien se casó, donde pusieron una bomba, quien se queja de maltratos o se ganó un premio.

Las sociedades y gobiernos, como la vida de cada uno de nosotros, ponen el empeño y esfuerzos en determinadas direcciones, prioridades y directrices se trazan en algunos sentidos, sin embargo olvidamos otros caminos, menos transitados.

Algunos movimientos parecen caóticos, otros mas organizados, pero que dejamos para mañana, lo que no queremos hacer hoy o lo que no nos atrevemos.¿ Quien será el responsable, recursos o voluntades?



Porque olvidarnos del cada día y poner tanto empeño en el futuro, acaso imaginamos que pueda ser diferente.

Múltiples tropiezos nos rodean, en ocasiones nosotros mismos bloqueamos lo nuevo o lo viejo, sencillamente por ser diferente. Respirar fuera de la burbuja que hemos edificado y modificar los patrones puede resultar gratificante o sencillamente nuevo.

Las pocas veces que nos permitimos salirnos de la ruta definida, respiramos a tope y oxigenamos las esperanzas, definitivamente tenemos que aceptar que existe lo diverso.

A veces resulta complicado, pero no debemos olvidar que existen otros caminos, nuestros pasos deben conciliar y repasar lo desandado, para anudar nuevas perspectivas.

Las noticias como cada día pretenden darle base a nuestras opiniones y decisiones. Mas no olvidemos que tuvimos un pasado, que mantiene este presente y pretende "asegurar" el futuro.